domingo, 6 de marzo de 2016

YO USO CERATEC DE LIQUI MOLY EN EL ACEITE DE MIS COCHES.

En casa tenemos tres coches diesel que juntos totalizan 700.000 km. Hay que mimarlos porque tienen que durar muchos años. Mientras no tengan algo muy gordo, todavía compensa repararlos. Cuentan con buenos amortiguadores y neumáticos. Obviamente cuido mucho el aceite y no los pongo cualquier cosa. Además en cada cambio de aceite les incorporo el Ceratec de Liqui Moly, que es un producto para reducir el desgaste del motor y que está basado en partículas antifricción. Me cuesta 22 euros que no van a ninguna parte y me vale para los 30.000 km que anda cada coche al año. Los resultados no son observables a simple vista pero en la ITV siempre paso sin problemas. De paso aprovecho para comprar también el aceite especial de Liqui Moly, de altas prestaciones. Los filtros de aire, aceite y combustible, junto con el antipolen se los compro a Oscaro y luego la mano de obra la pago aparte en un taller de confianza que se preste a la operación. No me da la gana de hacer un simple cambio de filtros y aceite con lo que ellos quieran sino que prefiero hacerlo a la carta y eso me cuesta un poco más, pero casi nunca llego en total a los 100 euros que piden por ahí por más o menos lo mismo.

Ojo que el Ceratec no es un aditivo para el deposito de combustible sino para el aceite del motor. Y por cierto que este no es un artículo patrocinado ni nada por el estilo. Lo escribo porque me gusta el producto y me resultan útiles sus efectos, de modo que lo considero recomendable.

Los productos alemanes Liqui Moly para el coche los puedes comprar en este enlace. También tienen una gama variada de aditivos para el combustible y otros productos destinados a su uso en taller o en manos de entendidos.

sábado, 5 de marzo de 2016

CADA VEZ ES MÁS COMPLICADO REPOSTAR COMBUSTIBLE DE NOCHE.

No voy a descubrir nada especial pero me temo que siempre hay algún despistado que debería enterarse del tema por si acaso.

Vivo en una zona donde hay que desplazarse 40 km para repostar durante la noche y si viajo al sur por la N-625 la siguiente gasolinera (Riaño) se encuentra a 70 km. Como tengas una urgencia a las cuatro de la mañana y el coche esté en la reserva, lo tienes claro porque encima a esa hora ya no hay ni taxis. Lo de Riaño lleva siendo así durante mucho tiempo, pero lo del cierre de noche es más reciente, pues la estación de servicio que abría de 22.00 a 6.00 lleva tiempo sin servicio nocturno, cosa comprensible a causa del escaso tráfico. Ese fenómeno no es precisamente particular sino que se ha generalizado en muchas zonas del país con escasa población y menos movimiento nocturno. Lo grave es que incluso en capitales de provincia hay que investigar detenidamente porque las gasolineras de guardia no abundan durante la madrugada.

Por lo visto hay zonas del país con servicio automático que te sacan del apuro. También hay regiones geográficas que siguen disfrutando de gasolineras de noche, pero mejor no confiarse.

Por supuesto que somos conscientes de las limitaciones y las posibilidades de nuestra área de residencia, pero más bien desconocedores de lo que nos podemos encontrar en un viaje largo. Así pues recomiendo encarecidamente llevar el depósito lleno siempre. Se pueden aprovechar las paradas cada dos horas para repostar y así amortizamos el tiempo con un estirón de piernas. Conforme la tarde avanza y las zonas son más despobladas, la cosa se puede complicar. Si nos vamos acercando a Madrid o Barcelona, no pasa nada, pero si recorremos la autovía de la Plata podemos pasarlo muy mal y por la A-8 tienes una única gasolinera entre Avilés y La Coruña. Lo que haya por la nacional nunca se sabe.

Total, vas a acabar echando combustible tarde o temprano y retrasar el repostaje no sirve para nada, así que están ustedes avisados.

lunes, 29 de febrero de 2016

VIAJES EN COCHE. ¿VELOCIDAD REAL O DE MARCADOR?

Si entre un punto A y un punto B hay 600 km de distancia y la recorremos a una velocidad constante de 120 km/h deberíamos tardar cinco horas justas en hacer el viaje. 

Ya sé que no es habitual hacer un recorrido tan largo a la misma velocidad todo el tiempo. A veces hay que reducir y en ocasiones deberemos parar, pero se trata de un ejemplo.

En la mayoría de coches del mercado nos encontraremos con que la velocidad que indica el marcador del coche no se corresponde con la real. Normalmente casi todos los vehículos que se comercializan indican una velocidad superior a la que estamos aplicando. Así pués, después de recorrer los 600 km del ejemplo no habremos invertido cinco horas. Lo más habitual es que cuando el marcador indica 120 km/h realmente estamos por debajo o muy por debajo de lo que creemos. He efectuado la prueba en dos coches y los 120 km/h teóricos se transforman en 111 km/h reales. Por lo tanto en cinco horas solo recorrerás 555 km y no 600. Habremos perdido entonces 25 minutos y el tiempo de viaje se alargará casi un 10%.

El modo más fiable de comprobar nuestra auténtica velocidad es utilizar una aplicación de móvil que simplemente nos mida el dato que necesitamos. Muchos navegadores ya tienen de serie la utilidad, pero para quienes únicamente quieran saber su velocidad, basta alguna aplicación sencilla.

Por ejemplo, para ir a 120 km/h reales en un Toyota Avensis de 2003 hay que apurar el velocímetro hasta casi los 130 km/m.  En desplazamientos cortos por autopista la pérdida de tiempo es inapreciable pero en recorridos largos del tipo Madrid-París se puede ganar tranquilamente una hora legalmente solo con conocer datos veraces.

Animo a los lectores a verificar su velocidad real. En carreteras convencionales limitadas a 100 km/h es fácil que podamos circular con un marcador superior a 105 km/h sin infringir ningua ley.

Ojo porque los navegadores tienen un ligero retardo y es conveniente circular un ratito a velocidad constante, utilizando el limitador de velocidad o la velocidad programada, para conocer el dato fiable. Una vez comprobada la desviación entre datos, actuaremos en consecuencia.

Cuidado porque hay modelos como el Astra H de 2004, cuya desviación es mínima aunque no inapreciable. En este caso los 100 km/h de marcador son 97 reales, lo que no deja margen casi para excesos. Por lo visto no hay coches que marquen de menos pero sí de más.

domingo, 15 de noviembre de 2015

POR EUROPA EN AUTOBÚS DE BAJO COSTE. MEGABUS Y FLIXBUS.

La liberalización del transporte de viajeros por carretera trae cosas como la que vamos a comentar.

Ya son dos las compañías de autobús que ofrecen sus servicios internacionales como alternativa a Eurolines y también viajes dentro de países europeos donde hasta hace muy poco no existían líneas de autobús entre destinos que estuvieran comunicados por el tren.

Los mapas de los destinos dejan muy claro que el grueso de servicios se presta con con origen y destino en Alemania, pero son muchas las capitales europeas que están comunicadas con estas dos compañías. Olvidemos de momento que se puedan mover por España o Portugal aunque algunos servicios salgan desde Barcelona.

El sistema de precios ajustados a la demanda premia a los que antes reservan su billete, del mismo modo que suele suceder con las compañías aéreas. Basta ser previsor y organizarse para conseguir precios óptimos.

Obviamente, cuanto más largo es el viaje, menos compensa desplazarse en bus, aunque sea pagando poco, más que nada por el tiempo que se pierde.No obstante, si no tienes mucha prisa, puede ser una opción a considerar. 

Lo ideal es usar estas empresas en desplazamientos donde el tren tiene tarifas muy altas, como es el caso de Alemania, o bien para viajes de pocas horas en los que el avión aporta sus inconvenientes y no se gana tanto tiempo si tenemos que desplazarnos a un aeropuerto o bien limitar el equipaje.

En la Europa central las combinaciones son excelentes para moverse entre Praga, Viena y Budapest, por ejemplo.

Como alternativa al Interrail, es todo un descubrimiento y permite viajar por Europa sin apenas restricciones.

Las webs oficiales sonwww.megabus.com y http://www.flixbus.com

miércoles, 5 de agosto de 2015

AUTOPISTA RADIAL 4 DE MADRID. DE PEAJE Y SOLO PARA VIAJES LARGOS O SI TE SOBRA EL DINERO.

La autopista radial 4 es una de esas obras de iniciativa privada que han resultado ser un fracaso. 

Las previsiones de tráfico no se han cumplido y eso no me parece raro con las tarifas que se aplican.

Recientemente tuve que sufrir la autovía gratuita que parte de Madrid y se dirige hacia Andalucía, la A-4.

El estado del firme puede considerarse como penoso y el trazado es lamentable, resultado de convertir una antigua nacional en una vía de alta capacidad metida a calzador entre polígonos y poblaciones.Así pues, en el recorrido de vuelta y en fecha de alta densidad de tráfico, me animé a usar la R-4 entre Ocaña y la M-50 de Madrid. Evidentemente la diferencia es notable. Pasas de una intensidad de tráfico agobiante y pastosa a entrar en una autopista de última generación con un firme en excelente estado y un trazado que permite circular sin agobios, a pesar de la existencia de un tramo con curvas limitadas a 90 km/h. Lo malo es que el recorrido completo de 50 km te sale por casi 10 euros. Obviamente si hay que hacer viajes a diario, la autopista de peaje no es precisamente la solución, incluso con los descuentos por viajero frecuente.

Para desplazamientos esporádicos entre el norte y el sur de la península, del estilo de Bilbao-Málaga o Coruña-Granada, los diez euros de gasto no son tan relevantes y te quitan bastante estrés, además de que te sientes cómodo y seguro. Incluso hay áreas de servicio muy tranquilas. Eso sí, una vez finalizado el tramo de peaje vuelves a la ruta gratuita con todos sus inconvenientes.

Otra característica interesante de la R-4 es que conecta con la AP-36, que resulta muy útil para dirigirse a Valencia y Alicante, pagando otros 15 euros.

Naturalmente la R-4 puede ser muy útil en determinadas fechas y constituye una vía de escape para los atascos, pero las tarifas son bastante altas y la alternativa gratuita tampoco es tan mala. Cuando se trata de hacer Bilbao-San Sebastián, compensa pagar el peaje porque reducimos el tiempo de recorrido al 60%, pero aquí se gana muy poco tiempo y solo se mejora en comodidad.

Lo bueno es que desde las 11.30 de la noche a las 6:30 de la mañana, la autopista R-4 es gratuita y eso no sale en la web de la empresa.

Para los que hacemos desplazamientos muy esporádicos, incluso sería interesante que la autopista en cuestión llegara más al sur o que redujeran sustancialmente el precio del peaje para hacerla más competitiva.

Recomiendo probarla en un viaje largo. Para un viaje Valladolid-Córdoba quizás no, pero sí cuando el kilometraje sea alto.

sábado, 21 de febrero de 2015

ITALOTRENO.IT, ALTA VELOCIDAD DE GESTIÓN PRIVADA EN ITALIA.

Ya es curioso que los dueños de Ferrari tengan una empresa ferroviaria que hace circular sus trenes de fabricación francesa por líneas de titularidad pública.

Italotreno es una alternativa de movilidad en tren y comunica las ciudades más pobladas de Italia con Bolonia como eje central.

Se puede viajar desde Torino a Roma o desde Venecia a Nápoles. Los mapas de recorrido siempre nos muestran rutas Norte-Sur, siguendo la distrubución espacial del país. Nada de trayectos de Este a Oeste. No cabe duda de que los trenes son una monada y estan pintados de rojo para aparentar agresividad; cuentan con gran superficie acristalada y son muy panorámicos. A bordo hay tres clases de acomodación y los billetes son más baratos si los compramos con antelación. Se puede leer un reportaje detallado en este enlace.

La información diferencial que aporta este blog pretende servir al viajero interesado en desplazamientos ferroviarios por Italia.

Para las mismas fechas y recorridos largos, normalmente los precios son mucho mejores en Italotreno que en Trenitalia.

Trenitalia comunica toda la red del país e Italotreno se limita a ciertas rutas.

Los billetes de Italotreno no convienen para desplazamientos cortos, que se pueden realizar a mejor precio con Trenitalia, bien en trenes de alta velocidad, bien en trenes regionales veloces. Hay que tener en cuenta que un viaje de cuarenta minutos por veinte euros puede ser menos competitivo que el mismo recorrido durante el doble de tiempo y menos de la mitad del precio. De Firenze (Florencia) a Bologna (Bolonia) tardas hora y media como mucho en el tren más lento pero te ahorras hasta 15 o más euros. Los Intercity son la opción cómoda por precio y rapidez si te convienen los horarios. Los regionales van despacio pero te hacen ahorrar dinero y también puedes planificar el viaje con etapas intermedias.

Por cierto que los pases globales de tren tipo Interrail son muy poco rentables, a no ser que los exprimas al máximo, viajando todos los días y pasando la mayor parte del tiempo en el tren en lugar de en los sitios que vas a visitar. Mejor comprar billetes punto a punto.

Para posibles interesados dejo aquí el mapa de la red ferroviaria italiana.